Raclette – La Receta

¡Esta noche es raclette! ¡Fondue, gratinada y deliciosamente gourmet, revoluciona las papilas gustativas y seduce a muchos paladares! ¿Eres nuevo en esto? ¡Aquí hay una breve guía para volverse imbatible en este plato de Saboya que es tan popular en toda Francia! ¡A sus sartenes!

queso raclette

Estrella de la raclette, el queso es una elección que necesita una cuidadosa consideración, ¡porque todos tienen que estar de acuerdo! Cuenta aproximadamente 150 a 200 g por persona para un total de aproximadamente 5 a 8 rebanadas de queso raclette. Prefiera los quesos cortados que son más sabrosos y que ofrecen una amplia variedad de sabores (queso de cabra, brezin [fumé], Morbier, natural, vino blanco, leche cruda, etc.). Es importante sacar el queso con 30 minutos de antelación para que esté a temperatura ambiente.

queso raclette
Crédito: beats3/istock

Las patatas

Para ser una delicia, una raclette debe tener buena patatas de carne firmas como Amandine, Charlotte, Ratte, Pompadour, Annabelle o Roseval. ¿La variedad no está indicada? Elija patatas para freír o con la mención “cocción al vapor”. Generalmente, las papas no se pelan. Por lo tanto, preferimos una carne fina y, si es posible, orgánica.

En el horno, en agua o al vapor, cada uno tiene su propia técnica de cocción. Cuente también alrededor de 1,5 kg de patatas para 4 personas.

patatas
crédito: margouillatphotos/istock

La charcutería

Toda una institución, la charcutería es imprescindible y hay donde elegir: mortadela, jamón crudo, roseta, bacon, carne de los Grisones, jamón cocido, butifarra, coppa, panceta, etc. Algunos agregarán algunas salchichas o diotas según gusto Contamos aproximadamente 150 g de embutidos por persona. Además, recuerda sacar los embutidos con 30 minutos de anticipación para resaltar los sabores.

plato de embutidos
Crédito: margouillatphotos/istock

condimentos

Solo queda añadir una nota crujiente a tu plato: encurtidos, frutos secos o unos sabrosos condimentos (alcaparras, cebolla caramelizada, mostaza).

Y por último, si has optado por degustar una buena raclette normal, el pequeño truco para variar los placeres es condimentar tu sartén con unas hierbas provenzales, pimienta, comino, orégano, tomillo…

pepinillos
Crédito: Fudio/istock

el acompañamiento

Para terminar con una nota fresca, ¡nada mejor que una buena ensalada verde y unas barras de verduras crudas!

ensalada verde
Crédito: plprod/istock

La preparación

1. Saque el queso raclette con anticipación y corte rodajas finas si aún no lo ha hecho. Haz lo mismo con la charcutería.

2. Hornee, cocine al vapor o hierva las papas previamente lavadas.

3. Una vez cocidos, colócalos en un bol de cristal con un poco de agua. Colóquelo en la parrilla de raclette para mantener las papas calientes.

4. Coloque una rebanada de queso en una sartén (una por persona) y agregue pimienta, hierbas, aros de cebolla, champiñones, si es necesario.

5. Una vez dorado el queso, rebozar la patata y disfrutar enseguida con una buena copa de vino!

Recetas relacionadas:

¡La tartiflette, un clásico simpático imperdible!

La elaboración del Mont d’Or: un queso del Jura

La hamburguesa raclette: ¡la receta extra gourmet!