Quiche de calabaza y queso feta

¿Te queda algo de calabaza? Entonces, ¡disfrútalo en un quiche de calabaza y queso feta! Esta receta súper fácil de hacer está llena de deliciosos sabores. Por supuesto, puedes comprar masa quebrada preparada, pero no dudes en probar la masa casera. ¡Ya verás, no hay nada complicado!

Ingredientes:

Masa quebrada

  • 200g de harina
  • 100 g de mantequilla fría
  • 50 ml de agua
  • 1 media cucharadita sal

Adornar

  • 300 g de calabaza
  • 150 g de queso feta
  • 2 huevos
  • 20 cl de nata fresca
  • 10cl de leche
  • 2 cucharadas. aceite de oliva
  • Nuez moscada
  • Sal pimienta

Preparación:

1. Comienza pelando la calabaza y cortándola en cubos o tiras finas. A continuación, freírlos en un chorrito de aceite de oliva durante unos 10 minutos, hasta que estén tiernos.

corte de calabaza
©istock/sí

2. A continuación, prepara tu masa quebrada. Con la hoja de tu robot oa mano, trabaja la harina con la mantequilla y la sal para tener una masa desmenuzable parecida a la arena gruesa.

3. Forme un pozo y vierta el agua. Amasar (pero no demasiado) hasta obtener una masa suave. Envuélvelo en papel film y refrigera por 30 minutos.

4. Preparar el dispositivo de llenado. Para ello montar la nata fresca con la leche y los dos huevos. Agregue una pizca de nuez moscada, sal, pimienta.

5. Estirar la masa hasta un grosor de 3 milímetros y luego oscurecerla en un molde para tarta. Pincharlo todo con un tenedor.

6. Disponer las calabazas cortadas en dados, el queso feta en dados y luego verter la mezcla líquida encima.

7. Hornear durante aproximadamente 25 a 30 minutos en horno precalentado a 200°C.

Tu quiche de calabaza y queso feta está lista para disfrutarla fría o caliente, ¡según tus preferencias!