Mejillones a la nata y vino blanco

Los mejillones a la nata y al vino blanco son un básico imprescindible de la temporada estival. Amantes del marisco, aquí tenéis una sabrosa receta entre la tierra y el mar para deleitar vuestro paladar.

Ingredientes:

Para 4 personas

  • 2 kg de mejillones (bouchot)
  • 40 cl de vino blanco seco
  • 25 cl de nata fresca líquida (entera)
  • 30 g de mantequilla
  • 5 chalotes
  • 1 manojo de perejil
  • Pimienta

Preparación:

1. Enjuague bien los mejillones en agua fría y raspe si es necesario. Pelar y picar las chalotas y el perejil.

2. Derretir la mantequilla en una cazuela y rehogar las chalotas durante 3 minutos.

3. Desglasar con el vino blanco y reducir a la mitad antes de añadir los mejillones. Continúe cocinando durante 5 minutos tapado.

4. Una vez abiertos los mejillones, se cuecen. Luego retírelos de la sartén con una cuchara ranurada.

5. Añadir la nata líquida y la pimienta a la sartén y mezclar. Calentar brevemente antes de añadir los mejillones. Cubrirlos con salsa.

6. Servir los mejillones con nata y vino blanco en un plato hondo y espolvorear los mariscos con perejil fresco picado. ¡Acompáñalos de unas buenas patatas fritas caseras!

Buen provecho !

Recetas relacionadas:

Mejillones marinados en salsa roquefort

La receta de mejillones marinados en cerveza

Mejillones marinados con curry