Gratinado de patata y calabaza

El gratinado de patata y calabaza es una receta llena de sabores tan suculentos como los demás. La calabaza aporta un agradable toque otoñal que recuerda al sabor de las castañas. ¡Esta receta es fuera de lo común y te permite variar las comidas y el uso de la calabaza!

Ingredientes:

  • 6 papas grandes
  • 400 g de calabaza
  • 2 cebollas
  • 25 cl de nata líquida fresca
  • 80g de condado rallado
  • 1 puñado de hojas de albahaca
  • Sal pimienta

Preparación:

1. Para empezar, pela las patatas y la calabaza. Retire las semillas de la calabaza y córtelas en cubos. Cocínelos de 10 a 12 minutos en agua hirviendo con sal. Escurrirlos.

2. Ahora prepara la bechamel. Para ello, empieza por derretir los 50 g de mantequilla. En cuanto esté espumoso, añadimos la harina de golpe y mezclamos enérgicamente con una cuchara de madera, hasta que el conjunto esté homogéneo y empiece a dorarse ligeramente.

Besamel
©istock/vikif

3. Vierta la leche poco a poco, batiendo para evitar que se formen grumos entre cada adición. Revuelva hasta que la bechamel espese, luego sazone con sal y pimienta antes de agregar la nuez moscada. Reservar fuera del fuego.

4. En el fondo de su plato, extienda un poco de bechamel, luego venga y coloque las papas cortadas en cubitos y la calabaza, luego coloque el resto de la bechamel encima. Mezclar ligeramente.

5. Espolvorear con Comté rallado y hornear durante 25 minutos a 180°C.

¡Sirva su gratinado de patatas y calabaza inmediatamente!