Fondue de queso

La fondue es un plato típico de invierno que se come con apetito y convivencia. ¡Aquí tienes algunos consejos para disfrutarlo como debe ser! ¡Para una verdadera fondue de Saboya, se necesita un buen queso de Saboya, un vino seco de la misma región y un buen pan! Y para una fondue muy cremosa, elige quesos de verano: ¡sabor y consistencia son las palabras clave! Es con meteoalacartelemag ¡que te estamos dando los secretos de un experto quesero!

Algunos consejos generales:

  • ¡Permita 150 g de queso por persona y hasta 200 a 250 g para los buenos comedores!
  • ¡Combina el fruto de los pastos con el de las vides! Elige un vino local. Para una fondue de Saboya, ¡“la roussette” es perfecta!
  • Para ayudar a la digestión, agregue una pizca de bicarbonato de sodio o una tapa llena de kirsch.

Ingredientes:

para 3 a 4 personas

  • 200 g de Gruyere de Saboya
  • 150g beaufort
  • 150 g de abundancia
  • 20 cl de vino blanco Saboya
  • pequeños trozos de pan

Preparación:

1. Desterrar la baguette industrial y pasar al pan de masa madre en tu panadería. Córtalo en trozos el día anterior para que quede ligeramente rancio. ¿Olvidaste hacer esto? Metemos en el horno durante unos minutos para que se seque.

pan de masa fermentada
crédito: Rawpixel/istock

2. Retire las cáscaras de sus quesos. Según tu preferencia, rállalos o córtalos en trozos pequeños.

Fondue de queso
crédito: lisaaMC/istock

3. Llevar 20 cl de vino blanco a fuego lento en la sartén. Agregue el queso puñado a puñado, revolviendo continuamente en la misma dirección. Vierta un poco de vino si la fondue es demasiado espesa, pero con moderación.

Fondue de queso
Captura de video: meteoalacartelemag

4. En cuanto a la temperatura: ¡nunca hierva una fondue! Caliente su sartén a fuego bajo a medio. Cuando esté listo para servir, coloque su fondue en una estufa para evitar que se vuelva elástico. Buen provecho !

Fondue de queso
crédito: oksix/istock

La receta en vídeo:

Recetas relacionadas:

Patatas de la sierra: ¡un viaje gastronómico a las cumbres!

Pollo al Mont-d’Or

La deliciosa tartiflette de Saboya