Limones helados sin heladera – La Receta

Verdaderas delicias refrescantes, los limones helados son muy fáciles de hacer y requieren poca preparación. Perfectos para concluir una comida copiosa, se degustan con ligereza y sencillez.

Consejo del día: 8 ingeniosos trucos para reciclar la cáscara de limón

Ingredientes:

Para 6 personas

  • 6 limones orgánicos grandes
  • 20cl de agua
  • 200 g de azúcar en polvo
  • 2 claras de huevo

Preparación:

1. Enjuague cuidadosamente los limones y luego corte la parte superior. Iguale ligeramente la base para que se mantengan erguidos.

2. Con una cuchara pequeña, saque la pulpa y reserve. Coloque los limones y sus tapas en el congelador.

3. Exprimir la pulpa para recuperar el jugo y filtrarlo.

4. En una cacerola, hierva el azúcar y el agua durante 2 minutos y luego deje que se enfríe antes de agregar el jugo de limón. Reserva 1 noche en la nevera.

5. Al día siguiente, bata las claras de huevo e incorpórelas suavemente a la mezcla de azúcar y jugo de limón.

6. Decora los limones congelados con esta preparación, cubre con las tapas y congela por 4 horas.

7. Los limones glaseados están listos para ser degustados, sobre una cama de hielo picado para que conserven toda su frescura!

Recetas relacionadas:

¡Limones escarchados con frambuesa para un postre lleno de frescura!

Mousse de mascarpone con 2 limones

Bizcocho suave de limón