Crumble de manzana y avellanas

Crujiente y deliciosamente fundente, ¡este crumble de manzana con avellanas es una verdadera pepita para probar sin demora! Con sus manzanas caramelizadas, sus avellanas tostadas y crujientes y un crumble dorado al gusto, este postre es para devorarse sin esperar.

Ingredientes:

Para 6 personas

  • 1 kg de manzanas
  • 150 g de harina
  • 100 g de polvo de avellana
  • 200 g de mantequilla + 1 avellana para el plato
  • 200 g de azúcar moreno + un poco
  • 30 g de avellanas
  • 1C canela molida

Preparación:

1. Precalienta tu horno a 200°C.

2. Coloca las avellanas en una bandeja de horno y tuéstalas durante unos 15 minutos en el horno, removiéndolas de vez en cuando. Luego pícalos en trozos grandes.

3. Lava y pela las manzanas antes de cortarlas en trozos. Colócalas en una sartén y caramelízalas con 2 cucharadas de azúcar glass y 3 cucharadas de agua.

crumble de manzana con avellanas
© Rimma_Bondarenko/istock

4. Mientras tanto, mezclar la harina con el polvo de avellanas, la mantequilla y el azúcar. La masa debe quedar arenosa.

5. Una vez caramelizadas las manzanas, verterlas en una fuente de horno untada con mantequilla y mezclarlas con las avellanas y la canela.

6. Cubra con masa desmenuzada y hornee durante unos 30 minutos. Al final de la cocción, pasar el crumble de manzana con avellanas al grill para que quede dorado.