Clafoutis De Grosella

La temporada de grosellas ha llegado. Su sabor ácido es a la vez refrescante y muy agradable al paladar. Además, contienen muy poca azúcar, ¡pero tienen un contenido muy alto de vitamina C! Por tanto, son ideales para recargar pilas y para disfrutarlas en todas sus formas: crudas, en mermelada o en bollería. ¡Los clafoutis de grosellas son perfectos para terminar una comida ligera o para un refrigerio picante!

Ingredientes:

  • 300 g de grosellas
  • 4 huevos
  • 30cl de leche entera
  • 20 cl de nata líquida completa
  • 100 g de azúcar
  • 100 g de maicena
  • 1 pizca de sal

Preparación:

1. Comience por despalillar las grosellas, enjuáguelas y déjelas secar sobre toallas de papel.

2. Precaliente su horno a 180°C.

3. En un recipiente, mezcle la maicena, el azúcar y la sal.

4. Agregue los huevos y luego bata hasta obtener una mezcla homogénea. Luego vierte la leche y la nata líquida y vuelve a remover.

preparación de clafoutis
© istock/iprogresman

5. Incorporar las grosellas a la masa y colocar el aparato en un molde previamente enmantecado.

6. Hornee por aproximadamente 45 minutos.

Disfruta de tus clafoutis fríos de grosellas: ¡al día siguiente es aún mejor!