Rollitos de hojaldre con salmón y espinacas

Los hojaldres de salmón y espinacas son imprescindibles para hacer un aperitivo de cena digno de ese nombre. Muy rápidos y fáciles de hacer, causarán sensación en tu mesa gracias a su estética de concha de caracol y su crocantez. Además, son declinables a voluntad. De hecho, puede agregar el relleno que desee para ofrecer múltiples sabores a sus invitados.

Ingredientes:

  • 1 hojaldre rectangular
  • 80 g de queso fresco (St-Môret, philadelphia, etc.)
  • 300 g de espinacas picadas
  • 6 rebanadas finas de salmón ahumado
  • 1 huevo para dorar tu masa (opcional)

Preparación:

1. Desenrolle la masa de hojaldre suavemente y luego extienda el queso crema de manera uniforme.

2. Coloque una capa ligera de espinacas cocidas (asegúrate de que sean buenos enfriado para que el calor no empape la masa con agua) luego extienda el salmón encima.

Salmón
©istock/istetiana

3. Enrolle la masa con el relleno a lo ancho y colóquela en el congelador durante 30 minutos a 1 hora para facilitar el corte.

4. Precalienta tu horno a 180°.

5. Cuando la masa esté lista, córtalo en rodajas de un centímetro y luego coloca las rodajas planas en una bandeja para hornear previamente cubierta con papel de hornear. Píntalas con huevo batido para que queden doradas.

6. Hornee por aproximadamente 25 minutos. ¡Puedes disfrutar de los rollos de hojaldre con salmón y espinacas calientes, tibios o incluso fríos!

Puedes prepararlos unos días antes y guardarlos en el congelador (crudos y troceados). ¡Entonces, todo lo que tienes que hacer es cocinarlos antes de que lleguen tus invitados!