Galletas de mantequilla saladas con crottin y avellanas

Las pequeñas mantecadas saladas con estiércol y avellanas son ideales para un aperitivo crujiente y sabroso. De hecho, la avellana y el queso aportan un sabor particular que hará las delicias de las papilas gustativas de sus invitados. Además, la avellana aporta proteínas, fibras y lípidos de excelente calidad además de la vitamina E que contiene. ¡Así que no esperes más para hacer un aperitivo gourmet!

Ingredientes:

  • 220 g de harina de espelta (idealmente espelta pequeña)
  • 100 g de estiércol
  • 50 g de parmesano en polvo
  • 50 g de mantequilla semisalada
  • 50g de Avellana Cortado
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 huevo
  • Pimienta

Preparación:

1. En un bol, mezclar la harina, el queso parmesano y una pizca de pimienta.

2. Incorporar la mantequilla previamente cortada en cubos y luego amasar con las yemas de los dedos hasta obtener una mezcla arenosa.

Mezcla de mantequilla de harina de arena
©istock/Richard Villalonindefinido indefinido

3. Agregue el huevo y el aceite de oliva, luego amase hasta que la masa esté bastante flexible y se despegue del recipiente.

4. Añadir a la masa la boñiga cortada en cubos pequeños y las avellanas troceadas.

5. Estire la masa con un grosor de aproximadamente 3 a 4 mm entre dos hojas de papel pergamino y colóquela en el refrigerador durante 30 minutos.

6. Precalienta tu horno a 150°C.

7. Saca la masa de la nevera y corta la torta dulce con un cortador de galletas. Colócalas en una bandeja para hornear forrada con papel de hornear y hornea de 20 a 25 minutos dependiendo de la potencia de tu horno. Una vez que estén dorados, sacar la manteca.

Corte de masa enrollada
© istock/andreonegin

¡Deje que sus sabrosas galletas de mantequilla con estiércol y avellanas se enfríen antes de probarlas!